Sànchez-Mústich: por La Fiesta de la Poesía de Sitges valió la pena nacer y vivir

Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Sitges - Cultura
No hay traducciones disponibles.

Cèlia Sànchez-Mústich es una poetisa barcelonesa que vive en Sitges desde hace muchos años. Juntamente con el poeta y bioquímico Joan Duran, organiza uno de los eventos culturales más importantes y originales de Sitges: la Fiesta de la Poesía. Como el año pasado, medium hoteles ha colaborado con la organización alojando a dos poetas y como el año pasado, estamos encantados de dedicar un post de nuestro blog a esta temática.

Hemos llegado a la séptima Fiesta de la Poesía de Sitges. Cèlia, ¿qué ha tenido de especial la edición de este año?

Ha sido sin lugar a dudas la edición con más afluencia de público. Quizás también debido a la participación mía y de Joan al programa de televisión “Els Matins de TV3”, no todas las personas que hubiesen querido han podido asistir a algunos actos. Ha sido el caso de los “Diálogo poético-musical”, el recital mixto de jóvenes poetas y música jazz con Andrea Motis y Joan Chamorro.

Diàleg poètic musical. Foto de Carles Arola

 

También llenamos el Museo Romántico, donde se proyectaban unos cortos de cine mudo combinados con trucos de magia y donde ojalá hubiera podido caber más asistentes.

Otra novedad a destacar ha sido la participación de los niños a la Fiesta, con la colaboración de la Biblioteca Santiago Rusiñol. Hemos podido ver dibujos y leer fragmentos de poesías comentadas por los niños, además de una actuación musical especial para ellos.

La Fiesta empieza con la Rebuda dels poetes, el recibimiento de los poetas. ¿En qué consiste este acto?

Es la reproposición del acto inaugural de la Fiesta de Poesía de 1918. Ayer como hoy los poetas llegan a la Plaza de la Estación y allí encuentran los organizadores y la ciudadanía. Reciben una bienvenida muy particular, que no sólo marca el comienzo sino también el tono de la Fiesta.

Nosotros siempre destacamos que la nuestra es una Fiesta no un Festival de poesía. La Fiesta es un evento pensado para homenajear a los poetas, y la Rebuda dels poetes es el momento en el que ellos se abandonan y se dan cuenta de haber entrado en una burbuja donde todo, desde lo espectacular hasta lo más detallista, está cuidado y pensado para hacerlos felices.

¿Y qué ocurre después?

A partir de la llegada de los protagonistas de la fiesta empiezan actos que han sido pensados a la medida de cada uno de ellos. Intentamos personalizarlo todo, como por ejemplo en la sobremesa artística después de la tradicional comida en el Retiro, cuando artistas de Sitges ofrecen su personal homenaje a los poetas, ya sea bajo la forma de música, cabaret o artes plásticas. Este año hasta hubo chistes inspirados en los poetas.

Algo muy parecido ocurrió en el espectáculo de cierre, donde Silvia Comes interpretó las canciones predilectas de cada poeta, creando unas emocionantes sinergias entre la palabra hablada, la cantada y los juegos de luces.

Espectáculo de cierre. Foto de Carles Arola

 

Y después del acto de cierre del sábado, el domingo lo dedicáis a la despedida.

Exacto, e involucramos a la ciudadanía, a los comercios y a las personas. Primero hacemos un pasacalle a través de siete tiendas de Sitges que exponen una poesía de cada autor, objetos relacionados con ella y ofrece un minuto de música, con violín y clarinete, que para el disfrute de los poetas. Finalmente vamos a una casa particular emblemática en la historia sitgetana que nos abre las puertas para que los anfitriones den al mismo tiempo la bienvenida y la despedida a los poetas.

¿Tenéis algo previsto para la próxima edición?

De momento es demasiado pronto, pero preparar un evento como éste requiere un esfuerzo de muchos meses: aproximadamente unos seis meses antes cerramos la lista de invitados y a partir de allí empezamos a trabajar sobre el aspecto humano de los poetas. Queremos conocerlos bien en sus facetas más íntimas (recuerdos de su pasado, gustos musicales, esperanzas para el futuro, etc.) para que el público llegue a comprender mejor su obra, les pedimos que se dejen mimar y que, por supuesto, estén comprometidos con nuestro enfoque. Nos gusta decirles que la Fiesta es un “secuestro de poetas con síndrome de Estocolmo garantizada”.

¿Qué espacio tiene la organización de este evento en tu vida?

Yo soy escritora, a punto de publicar un libro de cuentos y otro de poesía y la Festa de la Poesía es una de las cosas más mágicas que han pasado en mi vida. Es un privilegio que comparto con Joan Duran, él sitgetano de toda la vida, con el que me une una relación de gran complicidad. Justamente lo comentamos en el acto final de fiesta: “sabemos que nunca non invitarán a la Fiesta de la Poesía de Sitges pero solo por el placer de organizar un encuentro como éste valió la pena nacer y vivir”.

Preguntamos casi lo mismo en nuestra entrevista del año pasado. ¿Qué imagen se llevan de Sitges los poetas invitados?

Antes de venir a Sitges algunos nos han comentan que tenían la imagen de un lugar muy vivo pero dominado por la dimensión turística y quizás algo frívolo. Otros sólo habían vivido la fascinación por los espacios únicos de esta ciudad. Al final todos quedan sorprendidos por la cantidad y por el entusiasmo de las personas que se involucran en los temas culturales. La experiencia de la Fiesta es extremadamente intensa y hace aflorar la fuerte personalidad de Sitges. La imagen de frivolidad ha desaparecido: Sitges no es el mismo Sitges que antes del evento.

Poetas y organizadores. Foto de Carles Arola


Y para acabar, ¿qué tal la experiencia de los dos poetas que se alojaron en nuestro hotel medium sitges park?

Sin duda muy buena, con una acogida muy calurosa. Han estado muy bien y la verdad que no me extraña. Visité el hotel el año pasado cuando empezamos la colaboración: transmite mucha paz, calidez, elegancia, frescura y los poetas lo han percibido.

 

Share/Save/Bookmark
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Comentario: